CSV Excel CSV
Blog

Mejorar la entrega de correos electrónicos - 3.ª parte

En las dos primeras entradas sobre la «capacidad de entrega» les explicábamos por qué el remitente y los contenidos del correo influyen en la clasificación de spam. Sin embargo, un remitente de confianza y un correo elaborado con cuidado no sirven de mucho a larga si las listas de destinatarios no tienen suficiente calidad. En esta entrada en el blog le explicamos qué es la calidad y por qué esto es así.

Influencia de la calidad de sus listas de destinatarios sobre la puntuación de spam

En primer lugar, ¿a qué se refiere la calidad de una lista de destinatarios? La buena o la mala calidad de una lista le indica la medida en que merece la pena escribir a los destinatarios de esta. Una lista de alta calidad implica, por norma general, que reaccionarán al correo muchos más destinatarios. Por lo tanto, habrá más aperturas, más clics, más respuestas y, en caso dado, más ventas a través de este correo. A su vez, esto implica para usted que recuperará en poco tiempo el coste del envío del correo a través de las ganancias (retorno de la inversión).

Por contra, las listas de destinatarios de peor calidad pueden generar fácilmente pérdidas. En especial, al comprar direcciones de destinatarios el riesgo es muy alto, ya que las listas suponen un coste de por sí y el precio del envío aumenta con el número destinatarios. Si al final solo reacciona una pequeña parte de los destinatarios, la inversión no habrá valido la pena y esto además afectará a su tasa de entrega. Nota: Al menos en Alemania, no está permitido realizar envíos a destinatarios cuyos datos se han comprado.

¿Por qué influye esto en la tasa de entrega?

Los filtros de spam tienen como objetivo proteger a los destinatarios de correos no deseados. Con el fin de determinar si un correo es deseado o no, se evalúan las acciones que el destinatario lleva a cabo con los correos que recibe por su parte y se categorizan en positivas y negativas. Las interacciones positivas indican que se trata de un correo que esperaba y que por lo tanto era deseado. Las interacciones negativas tienen el efecto contrario e indican que el destinatario no estaba interesado en el correo. En caso de que esto suceda a menudo, baja la tasa de entrega. Por lo tanto, debería crear sus correos con el objetivo de generar interacciones positivas y reducir las negativas. 

Interacciones positivas

  • El destinatario abre el correo (también se evalúan las aperturas repetidas o en diferentes dispositivos)
  • El destinatario abre un enlace en el correo electrónico
  • El destinatario responde al correo
  • El destinatario reenvía el correo
  • Se incluye al remitente en la agenda
  • Se mueve el correo a otra carpeta (por ejemplo, en Gmail de la carpeta     «Promociones» a la bandeja de entrada)
  • Se mueve el correo de la carpeta de spam a la bandeja de entrada o se marca manualmente que no es spam

Interacciones negativas

  • No se abre el correo
  • Se elimina el correo sin abrirlo
  • No se puede entregar el correo
  • El destinatario marca el correo manualmente como spam

¿Cómo evitar interacciones negativas y generar interacciones positivas?

En primer lugar, hay que aclarar que no es posible evitar las interacciones negativas del todo. A muchos remitentes les entra el pánico cuando los destinatarios se dan de baja de una newsletter o incluso la marcan como spam. Pero esto es simplemente una parte del asunto que no se podrá evitar del todo, aunque con algunos trucos lo podamos minimizar. Si se reducen las interacciones negativas, automáticamente aumentan las reacciones positivas a su newsletter. 

¡No comprar listas de destinatarios!

Al menos en Alemania, está prohibido escribir a listas compradas. Además, esto tiene otros inconvenientes: Las listas compradas a menudo contienen direcciones de correo electrónicas que llevan años inactivas y que los proveedores de servicios utilizan como trampas de spam. Si realiza un envío a una dirección de este tipo, el filtro de spam sabe con certeza que se trata de un mensaje no deseado. Por ende, se marca el correo como spam y su tasa de entrega baja. Asimismo, la tasa de rebote es mucho más alta en listas compradas. Es mejor apostar por la calidad que por el envío masivo.

Usar Double-Opt-in para formularios

El Double-Opt-in es requerido por ley. En este contexto, el destinatario debe afirmar expresamente que desea recibir sus mensajes promocionales, entre los cuales figura también su newsletter. La ventaja es que, de este modo, su lista solo contendrá destinatarios que de verdad están interesados en sus novedades y se filtrarán automáticamente las suscripciones de spambots ya que los bots no las confirmarán. De este modo, la tasa de interacción será mucho más alta, con lo que mejorará también la entrega.

Proporcionar un enlace para anular la suscripción

Un enlace visible para anular la suscripción evita que los destinatarios marquen sus correos manualmente como spam, en caso de que no quieran seguir obteniendo correos suyos.

Evitar que se marquen sus correos como spam

Marcar los correos manualmente como spam es la interacción con el efecto más negativo sobre la capacidad de entrega. Por ello, en las estadísticas de sus correos, debería fijarse siempre en el valor «No deseados». Si este supera el 0,2 %, es hora de actuar. Sobre todo Gmail es muy estricto con este criterio. Ahí incluso puede reducirse la entrega con un valor inferior. El Double-Opt-in, un enlace para anular la suscripción en su correo y contenidos relevantes que sean de interés para el lector son la clave para evitar en la medida de lo posible que se marquen sus correos como spam.

Ofrecer contenidos interesantes

Envíe a sus lectores contenidos que les resulten interesantes. Ofrecer regularmente informaciones atractivas crea interacciones positivas y además contribuye a la fidelización del cliente. Analice las estadísticas de los últimos correos. A través de las diferentes tasas de apertura y de clics podrá reconocer qué contenidos les interesan a sus lectores.

No utilizar direcciones «noreply»

Los correos enviados desde una dirección noreply, es decir, de una dirección a la que no se puede responder, suelen tener una capacidad de entrega menor. Utilice por ello, una dirección de remitente a la cual puedan responder sus lectores. De este modo, podrá recibir directamente una retroalimentación sobre su correo, por ejemplo, que un enlace o funciona o que al destinatario le encanta el correo. Además, las respuestas figuran entre las interacciones positivas, contribuyendo pues a la mejora de la tasa de entrega.

Escribir solo a direcciones de correo electrónico activas

Las direcciones «activas» son aquellas que han sido confirmadas mediante Double-Opt-in y que no muestran correos rebotados ni marcados como spam. rapidmail se ocupa también de la clasificación automática. En su lista de destinatarios encontrará los correspondientes filtros en la parte superior. Al realizar el envío solo se escribirá a las direcciones de correo electrónico que se muestran con el filtro «activas».

¿Sabía que…?

Los filtros de spam aprenden a través del comportamiento del destinatario qué correos son deseados y cuáles no. Por ello, es posible que en algunos de sus destinatarios sus correos se marquen como spam, a pesar de haber hecho todo correctamente. Este podría ser el caso, si un destinatario hubiera marca algunos mensajes de otros remitentes como spam y su correo se pareciera a estos. En caso de que alguno de sus destinatarios le indique que sus correos llegan a la carpeta de spam, pídale que añada sus datos de remitente a su lista de contactos.

1ª parte: Influencia del remitente sobre la capacidad de entrega de un correo electrónico

2ª parte: Criterios de evaluación de contenidos del filtro de spam

image

No etiquetas
Publicado el: 10.05.2019

Todas las entradas del blog
%

Regístrese hasta el 31.10.2019
y reciba un envío gratis a hasta 2.000 destinatarios.

¡Regístrese gratis!